Memoria de trabajo

  • Que tu hijo pueda recordar fácilmente las instrucciones del maestro o maestra, o las indicaciones que le diste antes de irse a la cama, es una habilidad que no depende del todo de la suerte. La buena memoria también se ejercita.

  • ¿Qué es la memoria de trabajo?
    La memoria de trabajo es la destreza cognitiva que permite recordar datos, números, instrucciones, indicaciones, es decir almacenar información a corto plazo para luego aplicarla.En la escuela a los niños les permite recibir las instrucciones de la maestra para luego desarrollar alguna actividad o tarea, resolver problemas matemáticos o recordar datos en la lectura.
    Al desarrollar la memoria de trabajo de los niños se mejora el rendimiento escolar.

  • Actividades para ayudar en el entrenamiento de la memoria:

    1.- Puzzles.
    Realizar puzzles de colores muy vivos y de pocas piezas, para estimular su memoria visual. Al elegir las piezas que deben encajar, han de haber memorizado qué parte del dibujo es la que falta. Subir la dificultad acorde con la edad, eso si, para empezar siempre con los más sencillos e ir subiendo el nivel según vayan haciéndolos más rápido.

  • 2.- Memoria fotográfica.
    Este es un juego sencillo, hacer ejercicios de visualización que además pueden resultar divertidos para su hijo. Por ejemplo jueguen ambos a mirar una fotografía por unos segundos y luego describir la mayor cantidad detalles que recuerdan de la imagen.

    3.- Canciones.
    Motívalo a recordar las letras de las canciones. Otro juego divertido para los niños y que estimulará su memoria de trabajo es recordar la letra o el estribillo de las canciones, puede sonar fácil pero en la práctica a veces toma tiempo, tanto en niños como en adultos, de lo que sí estamos seguros es que además de ser un método eficaz resulta entretenido.

    4.- Memoria y asociación.
    Recuerda ese juego que todos alguna vez disfrutamos de pequeño, pues entonces ahora anímate a practicarlo con tu hijo para estimular la memoria de trabajo. Es muy simple, pueden tomar unas cartas y decirle a tu pequeño que asocie las del mismo color o las del mismo dibujo, luego sepárenlas otras vez bajo su mirada voltéalas e invítalo a intentar recordar dónde las colocó.

    5.- Los cuentos como aliados.
    Los niños generalmente tienen un cuento preferido, entonces podemos leerle algún cuento que ya conozcan y alternar la historia en alguna parte de la narración para incitar al niño a que nos corrija y recuerde los datos reales del cuento y la secuencia.

    6.- Unir números para ver el dibujo oculto.
    Existen muchos dibujos que deben ser descifrados al unir los números en el orden correcto. Si el niño lo hace del modo adecuado se podrá ver un dibujo escondido.

    7.- Secuencia de numérica
    Dile a los niños una secuencia de números. Por ejemplo diles: 4 – 8 – 3 – 9. Luego pide que ellos la repitan. A continuación, que repitan la secuencia pero al revés: 9 – 3 – 8 – 4. Puedes utilizar 3 o 2 números en vez  4. Se puede hacer esta actividad con lápiz y  papel o bien de manera verbal. Además, se puede realizar de manera individual para identificar dificultades, en el caso de que las haya.

    8.- Repetir palabras
    Se les muestra a los niños una serie de palabras. Por ejemplo:

    Alfombra
    Amar
    Automóvil
    Calabaza
    Color
    Decir
    Jazmín
    Pincel
    Sufrir
    Temer
    Tuerca
    Huemul
    Anfitrión
    Cajón
    Luego se quitan las palabras del frente de los niños y se les pide que las escriban anotando aquellas que recuerden más. La extensión de las palabras no debe superar las 20 ni ser menor de 10. Siempre hay que tener en cuenta las edades de los niños y se puede ir ejercitando hasta que los niños recuerden más cantidad de palabras con la repetición de dicha actividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*